PUENTE VIEJOFICHA TÉCNICA

La ruta transcurre entre Torrejón el Rubio y la Sierra de las Corchuelas.

LONGITUD TOTAL

6Km

DURACIÓN DE LA MARCHA

2 Horas

DIFICULTAD

Media

 

Seleccione las imágenes para ampliarlas
PUENTE VIEJO PUENTE VIEJO

RECORRIDO

Nuestra ruta comienzan, como todas, en nuestra Oficina de Turismo de Torrejón el Rubio. Toda la ruta transita por el Cordel Auxiliar, que nace en la zona sur del término municipal, junto a la zona de la Finca de la Burra y finaliza en el Puente Cardenal, desembocando en la Cañada Real Trujillana, intransitable en esta zona por estar inundada por la cola del embalse de Alcántara.

Como sucede con todas las rutas de nuestro entorno la característica común es el sistema adehesado. Existen muchísimas explicaciones sobre el inicio de la dehesa. Las dehesas de Torrejón el Rubio son bastante antiguas y tienen el mismo problema que muchas de la dehesas extremeñas: la falta de regeneración de la misma.

El sobrepastoreo de muchas de las zonas ha propiciado, junto a distintas plagas como “La Seca”, ha provocado que no existan nuevo arboleda. Es decir, en las dehesas por las que discurre la ruta, en su primera parte, faltan chaparros (encinas nuevas) que garanticen la subsistencia del sistema adehesado.

Toda la margen izquierda del recorrido es denominado en Torrejón el Rubio como el lote de “Vaciabotas”. Con esta denominación se designa a esta parte de terreno cuyos propietarios, muy atomizados en la propiedad de la tierra, se agrupan para la venta de sus pastos. La mayoría de los pequeños terrenos son denominados suertes. Su origen están en la partición que los vecinos de la localidad hicieron de la dehesa Mariansanchez, que se realizó dependiendo de la aportación que hicieron a la hora de su compra. Además de las suertes están “los mochuelos”, que son pequeñas porciones de terreno, de menor valor que las suertes, situadas en las zonas de ribero y en lo que predominan las jaras y las retamas. Son de difícil pastoreo y nula capacidad de siembra. Precisamente, la parte en la que la ruta comienza la bajada, a su izquierda, son zonas de mochuelo.

A la derecha se puede ver el ribero de la finca “El Oreganal” que está compuesta por la típica vegetación de estas zonas: pequeños chaparros, jaras y retamas, todas ellas muy juntas, formando una mancha de vegetación muy propia del bosque mediterráneo.

La bajada hasta el Puente viejo es muy irregular. Existen vestigios de una calzada, por lo que erróneamente en el pueblo lo llaman “Puente Romano”, incluso aparece de este modo denominado en la cartografía realizada en 1896.

El regreso se realiza por el mismo itinerario que hemos utilizado hasta llegar al Puente Viejo. 

PUENTE VIEJOPUENTE VIEJO